Usted está aquí

¿Cómo elegir una carrera?

Cómo elegir una carrera

Y vos ¿qué vas a estudiar? Llega el momento de grandes elecciones cuando se presenta esa gran pregunta en boca de todos los que nos rodean. Por lo general sucede en las últimas etapas del ciclo secundario, otras veces luego de un año sabático, o hasta habiendo comenzado otra carrera y sentir que no fue la mejor opción.

Lo cierto es que sea como sea que se llegue a este momento, los cuestionamientos y las confusiones abundan, convirtiendo a esta etapa en un espiral de muchas dudas para la mayoría de los estudiantes universitarios potenciales: ¿Qué quiero para mi vida? ¿Qué me conviene estudiar? ¿Qué me gusta? Conviene afrontar todas estas preguntas en el momento en que van surgiendo, para que no se conviertan en una avalancha de incertidumbres. Con tranquilidad, conocimiento propio y del entorno, se puede llegar a la mejor elección para cada uno.

¿Qué estudiar?

Las dos claves para elegir una carrera universitaria son:

  • Conocimiento personal
  • Conocimiento de las opciones educativas y laborales
¿Necesitás ayuda?

La Cátedra de Orientación Vocacional de la Lic. en Psicología de Siglo 21 ofrece Talleres de Orientación Vocacional abiertos a toda la comunidad. Elegir una profesión no es una tarea sencilla y para hacer una buena elección es necesario despejar y analizar detenidamente una serie de factores. Por eso la Universidad brinda la posibilidad de trabajar los miedos, dudas y proyectos de futuro a jóvenes que estén en los últimos años del ciclo medio. 

Conocimiento personal

Tiempo. La mejor elección vendrá luego de examinar las posibilidades dentro de un contexto particular. El último año del secundario es especialmente propicio para empezar a pensar con tiempo en la elección porque el alumno se encontrará con sus pares en la misma situación. Se sentirá acompañado con la noción certera de que todos transitan un camino similar. A todos nos pasa lo mismo.
 

Perfil personal. A partir de entender los propios gustos y habilidades, la cantidad enorme de opciones de a poco se va a achicando. Llamamos a esto “rastreo de intereses, habilidades y valores” ¿Qué me gustaba hacer cuando era chico? ¿Cómo me imaginaba? ¿Haciendo qué, me siento más cómodo? ¿Me siento más apto para las matemáticas que para la biología? ¿Me gusta crear? ¿Me gusta trabajar en equipo? 
 

Preconceptos. Como seres sociales que somos, estamos inmersos en una serie de entornos que nos influyen de una u otra forma. La sociedad, la cultura y la familia puede marcarnos de ideas que, sin darnos cuenta, tienen peso en la elección de la carrera universitaria. Es importante dar un paso atrás y entender qué es lo que se quiere hacer, sin prestar mayor atención a los preconceptos: “esta carrera es para hombres”, “esta carrera es para mujeres”, “esa carrera es demasiado corta”, “no vas a conseguir trabajo si estudiás eso”, “somos una familia de abogados”. La vida es de uno solo y ese será quien debe tomar la decisión.
 

Búsqueda constante. En muchos casos la respuesta correcta no es sólo una. Es necesario indagar y seguir indagando para encontrar las opciones que mejor caben para el futuro.
 

Profesionales. La mejor manera de saber de hecho qué hacen las personas que ejercen la carrera que estamos investigando es ir a la fuente: hablar con ellos. Por ejemplo, un abogado sabrá compartir en qué consisten sus días, si consideró otras opciones, si fue cambiando su rumbo en la medida en que avanzaba su carrera. Es una excelente oportunidad para eliminar dudas y aclarar el panorama. ¿Disfruta el día a día de la profesión? ¿Le ha dado frutos? ¿Necesita seguir capacitándose en diferentes áreas?

Conocimiento de las opciones educativas y laborales

Selección de carreras. Luego de la primera etapa donde ya se hizo el rastreo de intereses y se tienen más en claro los gustos, las preferencias, es hora de buscar cómo eso encaja con el mercado universitario. Existen herramientas, en libros en papel y online, donde se organiza la información: carreras, propuestas académicas, posibilidades de residencia, aranceles, etc. En nuestro país existen algunas guías online que reúnen la información de todas las propuestas académicas para poder tomar una decisión armándose de todo lo que hay que saber sobre las carreras disponibles.
 

Visitas a las universidades. Todas las instituciones educativas ofrecen sus “jornadas de puertas abiertas”. Se trata de una excelente posibilidad de escuchar a profesionales que de hecho se desempeñan en las carreras que dicta la institución. Esto resulta especialmente útil si no existe de otro modo la posibilidad de entrevistar a alguien que trabaje en el campo de interés. A la vez, los tutores de las carreras ofrecen información valiosa sobre el día a día de la carrera universitaria.
 

Campo laboral. Una buena idea es recorrer los lugares donde se desempeñan las tareas de quienes trabajan en el campo de interés: hospitales, universidades, fábricas, oficinas, campos, negocios, etc.
 

Es importante aprovechar cada instancia que se presenta y además ser proactivo en este proceso de búsqueda para despejar opciones y llegar a la más adecuada para cada persona.

Consejos para elegir tu carrera

  •  Preguntá
  •  Dedicá tu tiempo
  •  Construí tu perfil
  •  Buscá permanentemente
  •  Pedí ayuda a profesionales
  •  Hacé una selección de carreras
  •  Entrevistá a profesionales
  •  Recorré lugares de trabajo vinculados a las carreras de tu interés

Dos claves a la hora de elegir una carrera:

Dos claves a la hora de elegir una carrera
  • Conocimiento de las opciones educativas y laborales
  • Conocimiento personal