Coronavirus y el Teletrabajo, Universidad Siglo 21

Usted está aquí

NOTICIA

< Volver

Noticia < Volver

Campus Universitario

El Teletrabajo en tiempos de pandemia

Universidad Siglo 21   |    Campus Universitario

 *Nota escrita por Vanessa Cravero, Docente de la Lic. en Gestión de Recursos Humanos de la Universidad Siglo 21 y especialista en psicología del trabajo y las organizaciones.

En estos días, infinidad de trabajadores nos vimos en la necesidad de intensificar la modalidad de Teletrabajo que ya veníamos realizando o bien a iniciarla por primera vez.

Por supuesto que existen diversos tipos de trabajo y la posibilidad de teletrabajar varía en cada caso. En casi todos los oficios, según nuestra experiencia, al menos un gran porcentaje del trabajo puede canalizarse de este modo. Pero también sabemos que muchas tareas no pueden “virtualizarse”. 

A continuación, les acercaremos algunas ideas sencillas que podrían ser útiles para adherir a este cambio tan importante, que como todo, muestra beneficios y también limitaciones.

• Si teletrabajás por primera vez:

Es probable que ya hayas teletrabajado en el pasado de forma esporádica (alguna vez que estuviste de viaje, por enfermedad o alguna otra razón). Sin embargo, el desafío ahora es establecer una RUTINA nueva de trabajo mediado por las TICs.

Para las personas que están habituadas a salir de su casa para trabajar, comenzar a teletrabajar a raíz del pedido del gobierno #QuedateEnCasa puede implicar una idea muy seductora o bien, todo lo contrario. En cualquier caso, les proponemos algunas ideas que ayudarán a sostener el trabajo en esta modalidad, contribuyendo de ese modo al cuidado de la población en su conjunto.

• Identificar un lugar/espacio de la casa en donde teletrabajar:

Un error muy común es trabajar en cualquier lugar. Ocupar espacios que tiene otro fin y que también son de uso común no sólo contribuye al desorden y las interrupciones, sino que, seguro no ayudará a que te concentres.

• Planificar el día: 

-Distinguir los momentos de tareas domésticas, del esparcimiento y del trabajo, etc. Es muy importante para tu bienestar y rendimiento laboral que puedas hacer pequeñas pausas para estirar los músculos y evitar contracturas. 

-Si bien el tiempo de traslado a la oficina no existe en el nuevo plan, y es claramente un “ahorro” de tiempo, es importante que existen rutinas que sí llevan tiempo y que es necesario contabilizar, por ejemplo, calcular el tiempo de aseo, alimentación y vestimenta. A veces caemos en la fantasía de todo el tiempo que ahorramos, pero olvidamos que también se suman otros tiempos. 

-Es importante mantenerse al día con la información (noticias, sociales, etc) pero es necesario leer información antes de iniciar el plan de trabajo o al finalizarlo para evitar distracciones y en el caso particular de la pandemia, evitar sobrecargarnos de noticias poco optimistas que podrían obstaculizar nuestra energía para trabajar. 

• Comunicar el plan del día: 

-A quienes conviven en el mismo espacio, para que nos ayuden a respetar el plan y que de ese modo también sepan cuándo pueden contar con nuestra disposición ya sea para conversar o para realizar alguna tarea doméstica o de esparcimiento. 

-A las personas con las que no se comparte el espacio: explicar cuál será la disponibilidad a colegas y también a familiares y amistades para que también nos ayuden a evitar las distracciones. 

• Definir el horario de finalización:

Antes de incorporarte al resto de actividades cotidianas, es bueno tomar uno minutos para revisar cómo anduvo el plan del día y si es necesario hacer ajustes para los próximos. Es probable que requieras hacer ajustes varias veces hasta encontrar el plan que mejor se ajuste a la nueva realidad.

20/Mayo/2020

Temas:
Coronavirus,

Eventos

Ver Todos