Nota publicada por La Nación.

El desarrollo de los talentos del futuro es una tarea que se reparte entre las compañías y las universidades. Las primeras son las que deben acompañarlos en el día a día, desafiándolos y ofreciéndoles programas que les permitan seguir creciendo. Pero los tiempos que corren exigen que quienes se encargan de formarlos no se desentiendan del asunto una vez que sus alumnos egresan. Es por eso que algunas casas de estudio han decidido involucrarse a fondo en la actualización de los contenidos pero sobre todo en capacitarlos en las nuevas habilidades que demanda actualmente el mundo de las organizaciones.

La Universidad Siglo 21 ha llevado bien lejos esta idea y lo ha logrado gracias a un contacto fluido y permanente con las empresas, al punto de desarrollar programas a la medida de aquellas compañías que quieren invertir en el desarrollo de nuevas competencias para sus equipos y profesionales.

Nuevas demandas

“Uno de los impactos que ha generado la pandemia tiene que ver con los contenidos que se enseñan”, dice Leonardo Medrano, doctor en Psicología y vicerrector de Innovación, Investigación y Posgrado de la Universidad Siglo 21. “El gran desafío de las universidades, pero sobre todo de las escuelas de posgrado y de negocios, es cómo lograr achicar el gap entre la formación que imparten y lo que necesitan las organizaciones, las empresas y el mundo social. Porque es tal el aceleramiento que se venía observando, y que se intensificó por la pandemia, que entre el yo te formo y el momento en que te formo, el mundo cambió”, agrega.

Por un lado, las universidades responden a las demandas más urgentes del ámbito profesional con nuevas formaciones y carreras. Siglo 21 tiene, por ejemplo, maestrías en Marketing Digital, Mercado de Capitales, Innovación Educativa, Administración de Negocios y Aplicaciones Tecnológicas en la Empresa, una diplomatura en Negocios Digitales y distintas especializaciones que acompañan los cambios que se vienen dando. Pero más allá de los contenidos, la revolución educativa también debe trabajar sobre las nuevas competencias y habilidades. Y, naturalmente, ajustar las metodologías de estudio a las tecnologías actuales.

“Hay tres componentes principales que a partir de la pandemia empezaron a ser altamente demandados. Uno son los aspectos vinculados a la innovación, porque muchas organizaciones tuvieron que pensar nuevas formas de afrontar el problema de este escenario incierto. Otro aspecto está vinculado al liderazgo y al management: fue un año que exigió mucho a los líderes de cualquier organización para hacer que sus equipos se adaptaran pero también para cuidar el bienestar de las personas. Un tercer factor tiene que ver con el mundo de los negocios y la tecnología en un sentido amplio, desde el marketing digital hasta la inteligencia de datos, pasando por el campo de los negocios, mercados de capitales o blockchains”, explica Medrano.

Para poder responder a todas estas transformaciones y estar en sintonía con las necesidades de las organizaciones, en la Universidad Siglo 21 tienen un Centro Global de Vinculación que está en constante contacto con las empresas a través de reuniones sistemáticas. Y, por otro lado, también crearon una Secretaría de Investigación y Transferencia científica dentro del Vicerrectorado de Posgrado, que incluye los observatorios de Tendencias y de Futuro, en los cuales convocan a expertos para que den su mirada sobre cuáles son las nuevas formaciones y demandas.

Como resultado de esta vocación por anticiparse al mañana es que Siglo 21 ha desarrollado programas de capacitación específicos para empresas. Si bien ya se venía observando que las organizaciones demandaban más capacitaciones in company, estos tiempos de crisis han aumentado esa necesidad. “Hoy la formación especializada es crítica. Las empresas constantemente tienen que estar capacitando y recapacitando, los trabajadores tienen que estar aprendiendo y desaprendiendo y eso hace que haya una alta demanda”, sintetiza Leonardo Medrano.

Formación in company
Uno de los programas desarrollados específicamente para empresas es la Diplomatura en Liderazgo y Gestión, un trabajo en conjunto de la Universidad Siglo 21 y el Banco Macro. Con el objetivo general de que los participantes desarrollen habilidades para gestionar diversas áreas de la organización bajo un enfoque socialmente responsable, este curso virtual con encuentros sincrónicos ofrece ocho materias, cuatro de las cuales son comunes y otras cuatro por cada orientación en Liderazgo o Gestión.

“La experiencia es muy enriquecedora, se abordan temáticas muy capitalizables”, comenta Rodrigo Noble, contador público y líder de Ventas de Banco Macro. “Se ven competencias o habilidades relacionadas a la gestión de equipos y al liderazgo, con comunicación, con el desarrollo del talento de las personas que interactúan en una organización, con nuevas modalidades para gestionar proyectos. Yo disfruto mucho de las competencias comunicacionales, algo tan sencillo como difícil de llevar a la práctica como es generar buenas conversaciones efectivas con las personas que uno lidera”, fundamenta.

La modalidad de la cursada responde también a una exigencia de estos tiempos. Pero no se trata de una simple extrapolación virtual de las clases presenciales, sino de un curso pensado para aprovechar toda la potencialidad de las nuevas herramientas tecnológicas.

“En Siglo 21 decimos que la pandemia vino a confirmar la visión que llevó a que se fundara nuestra universidad hace 26 años, que es nuestra declaración de que la educación necesita evolucionar”, concluye Medrano.

back-to-top